Con motivo del Día Mundial del Ahorro, hoy platicaremos sobre los programas de banca escolar en los colegios y los enormes beneficios que pueden tener para fomentar el hábito del ahorro en los niños y resaltar la importancia que tiene esta práctica en la economía de las personas y de las familias.

¿Cómo anda México en temas de ahorro?

De acuerdo con cifras de gob.mx:

  • 76% de los mexicanos utilizan algún método de ahorro.
  • 32% ahorran de manera informal, entiéndase la tanda, el cochinito, el bote de monedas de 10 pesos y demás opciones fuera de los bancos (que ya sabemos que no son las mejores ni de lejos).
  • 15% ahorran de manera formal, o sea, en una cuenta de banco o algún otro instrumento financiero.
  • Tristemente, el 23% de los mexicanos no ahorra de ninguna forma.

Como vemos, es urgente que los mexicanos aprendamos sobre los beneficios del ahorro, y específicamente sobre las ventajas de hacerlo usando instrumentos financieros formales, porque, de esta forma, no sólo estamos juntando dinero -que es un buen primer paso- también lo estaremos poniendo a trabajar para nosotros, obteniendo rendimientos.

Los programas de banca escolar

Establecer una banca escolar es una forma atractiva, interactiva y divertida en que los niños aprenden sobre conceptos de educación financiera, como el uso del dinero, el establecimiento de objetivos y el desarrollo de hábitos de ahorro sanos.

Además, la banca escolar sirve a los niños como un acercamiento a la experiencia del funcionamiento de los bancos y sus trámites, por ejemplo, la apertura y manejo de cuentas, hacer depósitos y retiros y calcular rendimientos.

Un estudio especializado del Departamento del Tesoro de EUA, concluyó que el acceso a un programa de banca escolar incrementa significativamente el número de estudiantes que abren una cuenta de ahorro y la mantienen activa haciendo depósitos continuamente. Además, mejoran la actitud que los niños tienen hacia el ahorro formal en instituciones bancarias.

¿Cómo establecer un programa de Banca Escolar en mi colegio?

Para poner el programa en marcha se requiere el involucramiento de las autoridades de la escuela, los maestros -cuando menos aquellos que estén interesados en inculcar educación financiera a sus alumnos- y los padres de familia.

De acuerdo con el documento School-Based Bank Savings Programs del Office of the Comptroller of the Currency de EUA, los organizadores de una banca escolar deben determinar:

Los roles de participación de todos los involucrados:

Esto determina quienes serán gerentes de la sucursal, ejecutivos, cajeros, tesoreros y comité de vigilancia.

En qué días y horarios operará el programa:

Por ejemplo: el banco abrirá los martes y miércoles en el horario del descanso entre las 10:00 y las 10:300 am. En ese horario, los alumnos pueden acudir a la caja, abrir cuentas, hacer depósitos y retirar dinero.

La gama de servicios que ofrecerá la banca escolar:

Las funciones básicas de un programa de banca escolar incluyen facilitar a los alumnos el abrir una cuenta de ahorro, hacer depósitos a lo largo del año escolar y retiros al final del mismo.

Sin embargo, la banca puede tener un alcance mayor al involucrar a los padres de familia y hacer que el ahorro de sus hijos genere rendimientos para los niños, los cuales serán cubiertos por los padres de acuerdo con una tabla que se acuerde desde el arranque.

La información que se requerirá para abrir una cuenta:

Los datos recabados pueden ser básicos:

  • Nombre del alumno
  • Grado y grupo

Pero, como hemos visto en otras publicaciones, el tener objetivos claros impulsa el ahorro y nos hace más disciplinados, por lo que también podemos considerar hacer un formulario más completo, que busque incentivar y de alguna forma, comprometer a los alumnos con su ahorro:

  • Nombre del alumno
  • Grado y grupo
  • Objetivo de ahorro (Una consola, una bicicleta, unas vacaciones, etcétera)
  • Monto por ahorrar
Las reglas con las que se regirá la banca escolar:

Algunas reglas por definir pueden ser:

  • ¿Será posible realizar el retiro del ahorro en cualquier momento o sólo al final del año escolar?
  • ¿Será posible realizar retiros parciales?
  • ¿Se establecerá un monto de depósito fijo para los alumnos o será flexible?
  • ¿Será obligatorio que depositen cada semana o podrán hacerlo de forma espaciada?
Cómo se asegurará el ahorro de los alumnos:

Para asegurar la correcta administración de las cuentas, e incluso proteger físicamente el ahorro de los niños, es probable que haya que cerciorarse de la seguridad de las instalaciones donde se guarde el dinero y de la implementación de un sistema (cuando menos un archivo de Excel) para llevar un buen control financiero.

Cabe mencionar que, de acuerdo con retroalimentación recibida por colegios que han implementado programas de banca escolar de ahorro simple, los costos de arranque son mínimos, al igual que los de operación.

La importancia de aprender a ahorrar

La UNICEF menciona que acercar a los niños al uso de cuentas de ahorro mejora su bienestar en el futuro ya que tomarán decisiones financieras más responsables. Exponer y conectar a los niños con servicios bancarios les permite reconocer el papel que estas instituciones desempeñan en la sociedad y enfrentan de mejor manera los desafíos de aprender a ahorrar, administrar su propio dinero y afrontar los retos que conlleva lograr sus objetivos.

Tengo Iniciativa sabe la enorme importancia que tiene incluir programas de educación financiera en las escuelas y acercar a los niños a los buenos hábitos financieros desde pequeños. Además de adoptar la metodología en los colegios, un programa de banca escolar ofrece a los alumnos una forma divertida de familiarizarse con el ahorro y con las operaciones bancarias. Pero sobre todo, les da la psobilidad de conocer la enorme satisfacción que da alcanzar un objetivo con disciplina y esfuerzo.

Leave a comment

¿Quieres recibir noticias y actualizaciones? Suscríbete a nuestro Newsletter

||
||