Las fiestas de fin de año están a la vuelta de la esquina y ya van en camino al Polo Norte las cartitas con las peticiones de regalos de los niños. El bombardeo de publicidad está fuerte desde hace semanas y, obviamente, ellos quieren todo. Así que antes de que Santa Claus y los Reyes Magos cometan una locura y gasten un dineral en el juguete de moda o en regalos que se usarán un minuto y después acabarán olvidados, en Tengo Iniciativa tenemos algunos consejos que compartirles.

1.     Regalos con medida

Sabemos que Santa y los Reyes tienen la ilusión de hacer felices a los niños dándoles todos los regalos con los que ellos sueñan. Sin embargo, siendo realistas, los niños no disponen de tiempo sin fin para sacarle provecho a decenas de juguetes nuevos, por lo que es común que muchos terminen siendo gastos inútiles.

Además, según estudios de la Universidad de Missouri, los niños que continuamente reciben regalos sin medida crecen para ser adultos insatisfechos, más propensos a las compras compulsivas y a las deudas con tarjetas bancarias. Por supuesto que Santa y los Reyes desean que los niños abran muchísimos regalos, pero, a la larga, esto puede fomentar conductas como el sobre consumo y la necesidad de acumular.

Es mucho mejor que Santa traiga a los niños una o dos cosas que de verdad deseen y que puedan disfrutar por más tiempo y no varias que sean desperdicio. Y como siempre, la calidad es mejor que la cantidad. Si los Reyes Magos no gastan en muchas chucherías pueden concentrarse en un regalo de mayor calidad, que dure más y que sea de utilidad.

2.     Regalos para compartir

Hay muchos hogares que tienen más de un niño esperando regalos debajo del árbol de Navidad. Para estos casos, la mejor estrategia es pensar en obsequios que promuevan la convivencia entre hermanos y con la familia. ¿Qué tal si este año Santa y los Reyes entregan un regalo personal por niño y otros más para compartir?

Los juegos de mesa, sets para jardín, juegos deportivos -como porterías y balones de futbol o raquetas de Bádminton- e incluso las consolas de videojuegos son opciones de regalos que se pueden compartir y que, bien usados, fomentan la convivencia. Además, son herramientas que ayudan para enseñar a los niños habilidades para la vida, como colaborar siguiendo reglas, negociar y llegar a acuerdos y aprender a ganar y perder.

3.     Regalos que dan experiencias

Más allá de los regalos físicos, si Santa y los Reyes este año traen experiencias nuevas que aporten tiempo de calidad en familia, le enseñarán a los niños que no todos los regalos tienen que ser cosas materiales. Regalar, por ejemplo, clases de algo que les interese (música, pintura, cocina, equitación o fotografía), boletos de teatro, entradas para algún concierto, días de campo y hasta vacaciones tiene un valor especial, ya que estos regalos estimulan la creatividad y desarrollan los talentos y las habilidades motoras de los pequeños.

Como lo menciona Psichology Today, cuando los niños descubren en ellos mismos nuevas capacidades, su autoestima y confianza se fortalecen y aprenden que no necesitan tener cosas materiales en exceso para sentirse bien y estar satisfechos. ¡Así que esta es una gran oportunidad para Santa y los Reyes Magos!

Para regalar experiencias, Santa y los Reyes deben dejar bajo el arbolito un talonario o conjunto de vales que los niños canjearán más adelante. Aquí les compartimos un vale de ejemplo para ayudarles que además es descargable dando click aquí.

Vale Regalo Experiencia

Es importante mencionar que es probable los niños más pequeños no comprendan de inmediato el concepto de los vales, por lo que es buena idea que Santa y los Reyes dejen además algo simbólico que tenga que ver con la experiencia que tendrán después. Por ejemplo, si se trata de clases de cocina, podrían entregar un mandil y unos guantes para el horno o una cajita de moldes para galletas. Una especie de adelanto que ayude a los niños a entender que pronto vendrá más.

4.     Regalos conscientes

En la medida de lo posible, sería bueno que Santa y los Reyes consideren regalos que sean amistosos con el medio ambiente. Hay algunos puntos que pueden tomar en cuenta al momento de seleccionar los juguetes:

  • Las pilas, además de caras, contaminan mucho. Lo ideal es regalar juguetes que no las necesiten, pero, de ser necesario, lo mejor sería utilizar baterías recargables.
  • Muchos de los juguetes que se venden en el mercado informal contienen altos niveles de plomo, lo que es muy peligroso para los niños porque les puede provocar una intoxicación grave, además de que también generan mucha contaminación. El consejo es que Santa y los Reyes siempre lean las etiquetas y los instructivos y que, de preferencia, adquieran los regalos en establecimientos formales y que sean de marcas bien reguladas.
  • Los juguetes normalmente vienen en empaques elaborados, hechos casi siempre de plástico, que terminarán en la basura. Santa y los Reyes pueden considerar no envolver los regalos con papel y moños adicionales que generan más contaminación. O, si lo prefieren, pueden usar materiales reciclados y reciclables, como papel periódico o páginas de revistas. Sabemos que es emocionante romper empaques y descubrir sorpresas, pero estamos seguros de que Santa y los Reyes se preocupan por el futuro y piensan en ese mundo mejor que todos queremos para los niños.

Por último, los padres también podemos apoyar a Santa y los Reyes Magos al hacer consciencia en nuestros hijos sobre lo importante que es que cuiden sus regalos. Así, cuando llegue el momento, los juguetes podrán donarse en buen estado a otros niños que los necesiten.

* * *

Tal vez suene a cliché, pero es cierto que, si los papás hacemos equipo con Santa y los Reyes, podemos enseñar a los niños la importancia de disfrutar las fiestas más allá de las cosas materiales, compartiendo con la familia, estando juntos, haciendo propósitos y fijando metas para el año que está por comenzar.

Claro que en estas fechas es increíble recibir regalos, pero también pensemos en ellas como una excelente oportunidad para convivir, inculcar valores y dar gracias por todo lo bueno que hemos logrado y los objetivos que hemos alcanzado.

Leave a comment

¿Quieres recibir noticias y actualizaciones? Suscríbete a nuestro Newsletter

||
||