Con las contingencias que estamos viviendo estas semanas en varios estados de nuestro país, en Tengo Iniciativa creemos que es importante hablar sobre el medio ambiente y cómo podemos ayudar a los niños a entender la importancia de su cuidado.

Los niños aman la naturaleza. Les gusta brincar en el pasto, corretear las olas cuando van a la playa y pisar las hojas secas en el otoño. ¿Cómo podemos traducir ese amor innato por el mundo que los rodea en un compromiso de corazón para cuidar nuestro planeta? La respuesta es creando una conexión verdadera entre los niños y el medio ambiente. Suena difícil, pero veremos que, con las acciones correctas, no lo es tanto.

Sin importar que sean pequeños, los niños también pueden cuidar el medio ambiente

El primer paso para crear una conexión verdadera entre los niños y el medio ambiente es hacerles saber que ellos tienen poder real para ser agentes de cambio. Ninguna acción es pequeña. A veces los niños pueden sentir que su contribución es poca porque escuchan la magnitud de los problemas, pero deben saber que lo primero que hace la diferencia es su deseo de trabajar para salvar el hogar donde vivimos todos.

Hoy mas que nunca, los niños tienen el poder de tomar acciones para ayudar a nuestro planeta a enfrentar el cambio climático, la contaminación y el desperdicio, entre otros problemas que nos aquejan. Gracias al internet, papás y maestros tenemos más información y recursos disponibles para guiarlos e implementar cambios y acciones en nuestras casas, colegios y comunidades que ayuden a crear un mejor mundo para todos.

Estas son algunas medidas, sencillas y prácticas, que podemos implementar de forma inmediata y que pondrán nuestro granita de arena para cuidar el medio ambiente:

1- Cuidado del agua
  • Al cepillarse se los dientes, es mejor usar un vaso de agua para el enjuague y cerrar la llave del grifo.
  • Reducir el consumo de agua en el W.C. rellenando el tanque con botellas de agua rellenas de arena o piedritas.
  • Estar al pendiente de goteras o fugas que puedan existir en casa.
  • Enseñar a los niños a regar las plantas y lavar los coches usando cubetas de agua y no manguera.
2- Ahorrar energía
  • Apagar las luces que no se estén utilizando.
  • Apagar la televisión, el radio y los dispositivos electrónicos que no estén en uso.
  • Optar por focos ahorradores o luces led, que tienen menos consumo de energía.
  • Si vives en lugares que alcanzan temperaturas altas o muy bajas, considerar apagar la calefacción o el aire acondicionado cuando no sean 100% necesarios.
  • Si es necesario usar aire acondicionado o calefacción, es importante que las puertas y ventanas permanezcan cerradas para que el frío o el calor no se escapen.
  • Por esta misma razón, es importante que la puerta del refrigerador siempre esté bien cerrada.
  • Siempre usar baterías recargables.
3- Reusar y reciclar
  • Reutilizar frascos de vidrio, como los de mermelada o mayonesa, como vasos para tomar agua o envases para preparar avena o yogurth con fruta para el desayuno.
  • Reusar objetos de desperdicio para los proyectos escolares, como los rollos de papel higiénico, revistas viejas
  • Utilizar contenedores plásticos con tapa, como cubetas de pintura vacías, para crear una composta.
  • Regalar o donar ropa, libros, muebles y juguetes que estén en buen estado y que puedan tener más tiempo de vida en nuevas manos.
  • Enseñar a los niños a separar la basura de forma correcta.
  • Comunicar la importancia de no comprar productos de un solo uso o excesivamente empacados.
4- Crear y cuidar un jardín o pequeño huerto
  • No hace falta tener un gran terreno; un terrario casero o algunas macetas con hierbas como albahaca, romero o menta es suficiente.
  • En un pequeño huerto se pueden sembrar alimentos que crecen fácil y son sencillos de cuidar, como jitomates, pimientos o rábanos.
  • Dependiendo del espacio que dispongas, también puedes sembrar lechuga, brocoli y fresas, entre muchas otros productos más.
  • Es importante involucrar a los niños en el proceso de cosecha y cuando cocinemos con los alimentos que ayudamos a crecer.
5- Regalar experiencias
  • Ya hemos hablado en otras publicaciones sobre las importantes ventajas que tiene regalar experiencias en lugar del juguete de moda.
  • Regalar expriencias al exterior, como ir de campamento o un día de campo, enseñará a los niños el valor de pasar tiempo en familia.
  • Además, inculcaremos en ellos la importancia de conservar limpios y en buen estado los espacios naturales donde nos divertimos.

El momento de actuar es ahora

Ayudar a la conservar el medio ambiente es tarea de todos. La magnitud del reto para salvar nuestro planeta puede darnos miedo, pero todos debemos tomar acción. Ayudar a los niños a entender la importancia de su participación es vital para que las futuras generaciones tengan buena calidad de vida y un ambiente propicio para que logren sus metas.

Recordemos que la mejor manera de enseñar a los niños a cuidar el medio ambiente es con nuestro ejemplo. Si acompañamos nuestros actos con buenas explicaciones sobre nuestras acciones, tendremos un mayor impacto en ellos.

Nuestro planeta es la casa donde vivimos y la única que tenemos. No podemos esperar, el momento de actuar para cuidarla es ahora.

Leave a comment

¿Quieres recibir noticias y actualizaciones? Suscríbete a nuestro Newsletter

||
||