En Tengo Iniciativa ya hemos platicado que los niños de hoy seguramente se dedicarán a empleos que aún no existen. Pero ¿cuáles podrían ser? Para conmemorar el Día del Trabajo, les presentamos 5 empleos nuevos que existirán en el futuro.

Empleos nuevos y oportunidades nuevas

Un estudio de McKinsey Global Institute realizado en 2017 reportó que más de 73 millones de empleos seguramente se perderán para 2030 ya que serán sustituidos por la automatización, la robótica y demás avances tecnológicos.

Pero, aunque el panorama puede verse negro, también hay buenas noticias. Más de 20 millones de esos empleos se pueden trasladar a nuevas ocupaciones que los mismos avances tecnológicos propiciarán. Se prevé que para 2020, la Inteligencia Artificial genere 2.3 millones de trabajos.

Aunque es imposible saber qué vendrá exactamente en el futuro, presentamos 5 ejemplos de empleos que bien podrían existir en algunos años.

1. Detective de datos

Estos profesionales de los datos analizarán información recopilada por el llamado “internet de las cosas”. O sea, dispositivos que acompañan a las personas en su vida diaria y que van guardando datos. Algunos ejemplos son automóviles, televisiones, consolas de videojuegos, refrigeradores con Wi-Fi, relojes y muchos más.

Esto no es difícil de imaginar. Muchas compañías invierten mucho tiempo y dinero analizando la información de las personas con la finalidad de vender más productos, por lo que es lógico que en el futuro este gasto incremente. Un detective de datos representará la oportunidad de explotar al máximo la información generada por las personas. La organizará de modo que los datos clave se puedan filtrar y agrupar e, incluso, podrá desarrollar teorías e hipótesis sobre las necesidades de los consumidores.

Un detective de datos formulará preguntas y respuestas necesarias para que las compañías entreguen mejores productos y servicios. Y todo esto será con base, más que nunca, en la información que las personas entregan de forma consciente y subconsciente.

2. Mecánico de vehículos autónomos

Los vehículos autónomos seguramente sustituirán muchos empleos -como choferes de taxi o mensajeros- pero también crearán oportunidades laborales. Aunque estos coches avanzados se manejen solos, es muy probable que no tendrán la capacidad de arreglarse por si mismos. Es por esto que se requerirá una versión más preparada de los mecánicos actuales.

Los mecánicos del futuro requerirán una combinación de conocimientos tradicionales sobre motores y autopartes, más la habilidad de trabajar con tecnología de punta y tener conocimientos de programación.

3. Constructor de experiencias de realidad aumentada

Estas personas, con gran gusto por la tecnología, ayudarán a diseñar, crear, gamificar y construir experiencias personalizadas de realidad aumentada. Seguramente tendrán también que colaborar con ingenieros, programadores e incluso artistas. La finalidad será aterrizar los elementos necesarios para que los clientes se muevan dentro de una experiencia de realidad aumentada con locación, espacio y tiempo determinados.

Entre las habilidades que estos empleos requerirán están la experiencia en juegos de rol online, conocimientos de la terminología que se usa en eventos como hackatones y experiencia usando dispositivos como lentes de realidad aumentada (literalmente, los traerán encima todo el tiempo). Un extra deseable será tener facilidad y experiencia como actor de improvisación usando todo el cuerpo.

4. Experto en simplificación

La función de este profesional será analizar las relaciones entre las personas y la tecnología y la enorme cantidad de procesos que se llevan a cabo en una empresa y encontrar la forma de hacer todo más sencillo. Por ejemplo, reducir la multitud de pasos administrativos para dar de alta un producto e intentar que sean sólo un par. O reducir un proceso que lleva 3 días de trabajo a una hora bien aplicada.

Estos empleos requerirán conocimientos de diseño industrial, habilidades matemáticas, conocimientos de sociología y de buenas prácticas empresariales. Los expertos en simplificación serán un gran ejemplo de las habilidades de pensamiento crítico, mejora de procesos y resolución de problemas puestas en acción para el beneficio de las empresas.

5. Telecirugano

También conocido como cirujano remoto, los telecirujanos llevarán a cabo procedimientos quirúrgicos sin tener que estar presentes junto al paciente. Para esto usarán brazos robóticos y una multitud de aparatos de alta precisión y sensibilidad. A diferencia de las cirugías asistidas por computadora, en las que el cirujano se encuentra a unos pasos de la camilla, los telecirujanos podrán estar en otro hospital, otra ciudad e incluso, otro país.

Aunque la primer telecirugía se llevó a cabo en 2001 -entre Francia y EUA- estos procesos son raros en la actualidad, aunque se prevé que serán mucho más comunes en el futuro. Una vez que los sistemas se perfeccionen y los factores económicos se ajusten, los teleciruganos podrán intervenir a personas que vivan en lugares remotos. Pensemos en zonas rurales o países en desarrollo, donde los cirujanos capacitados son necesarios.

Niños preparados para el futuro

Es emocionante imaginarnos el futuro laboral que le espera a los niños de hoy. Sin embargo, si queremos que los niños estén a la vanguardia en cuanto a progreso o innovación (y claro que lo queremos), no debemos esperar a que los empleos del futuro sean creados para prepararlos.

El programa Tengo Iniciativa fue creado pensando en fomentar las habilidades para la vida necesarias para que los niños tengan la capacidad de planificar y gestionar proyectos, trabajar en entornos colaborativos y desarrollar su liderazgo, con una postura ética ciudadana y laboral. Estas habilidades les servirán para cualquier carrera que decidan seguir en el futuro, sin importar si ya existe o no.

Leave a comment

¿Quieres recibir noticias y actualizaciones? Suscríbete a nuestro Newsletter

||
||