El aprendizaje en el salón de clases no es una aventura solitaria. Cada vez más se fomenta en las aulas la experiencia de aprender mediante el trabajo en equipo. Esta práctica es muy importante en la formación de los niños, no sólo porque trabajar en equipo impulsa el aprendizaje individual, la colaboración y la convivencia (sobre todo entre los niños que rara vez se hablan), también porque el trabajo en equipo es una habilidad clave de cara al futuro laboral -y posiblemente emprendedor- de los niños.

La paradoja es que, al mismo tiempo que en este mundo cada vez es más fácil caer en el aislamiento, el buen trabajo en equipo es indispensable y es el secreto detrás del crecimiento y el éxito de cualquier negocio. Ya sea que en el futuro un niño decida emprender en solitario o en asociación con más personas, siempre habrá tareas que se tengan que hacer en equipo y esos equipos deben funcionar bien.

El trabajo en equipo y las habilidades sociales

Cuando los estudiantes forman equipos las habilidades sociales entran en acción. El objetivo del trabajo en equipo es que los niños aprendan a interactuar y cooperar para lograr un fin; ambas lecciones valiosas pensando en el futuro.

Para alcanzar un objetivo, es necesario que los integrantes del equipo articulen sus ideas y opiniones y que las expresen de forma clara y convincente. Además, los chicos necesitan escucharse entre sí para negociar y tomar decisiones. Como no todo es perfecto, es muy probable que la resolución de conflictos sea una habilidad que tengan que poner en práctica también.

Lo ideal es que, fomentando un ambiente adecuado, los niños se puedan refutar y dar retroalimentación constructiva sin que alguien se sienta ofendido. Por esto, trabajar en equipo es también un espacio para aprender y practicar la paciencia y la tolerancia a la frustración.

Finalmente, trabajar en equipo es una oportunidad para hablar con niños diferentes, y hacer amigos nuevos. Esto implica conocer puntos de vista variados, ampliando así sus criterios (¡estas nuevas interacciones incluso propician que los niños aumenten su vocabulario!) En el mundo laboral, esto se conoce como Networking o “crear redes de trabajo”, y es una habilidad que los emprendedores deben tener perfeccionada. Cada persona que un emprendedor conoce y con la que se relaciona, es una oportunidad para crear una sinergia o aprender algo nuevo que beneficie a su emprendimiento.

¿Qué elementos hacen que el trabajo en equipo sea exitoso?

Si bien sabemos que inculcar el trabajo en equipo es importante, para los maestros implica un reto. Algunas de las cuestiones que enfrentan incluyen desarrollar actividades significativas para el trabajo grupal y la dificultad para evaluar el desempeño de los alumnos de forma individual. Por esto, para que el trabajo en equipo sea efectivo y los alumnos de verdad ejerciten las habilidades que los llevarán a lograr sus metas en el futuro, deben existir ciertos elementos.

Google, el gigante tecnológico, desarrolló un estudio durante dos años, observando a cientos de sus empleados y analizando qué hace que un equipo de trabajo funcione. Sus conclusiones revelaron 5 elementos que deben existir para tener éxito:

1- Seguridad:

Los miembros del equipo deben sentirse seguros de tomar riesgos y mostrar sus debilidades y fortalezas enfrente de los otros. Es normal que un alumno desee destacar, o que un emprendedor no quiera mostrarse vulnerable frente a su organización. Pero el trabajo en equipo implica despertar un sentimiento que está muy presente en los deportes, pero que no siempre permea al aula ni a los negocios: la seguridad de que tu equipo de cobija y que, igualmente, tú cobijas a aquel miembro de tenga alguna necesidad.

2- Confianza:

Todos deben confiar en el trabajo de los otros y en que este será entregado en los tiempos y con la calidad necesarios. Los niños arriesgan su aprendizaje y sus calificaciones y los emprendedores arriesgan tiempo y dinero. Así que tener certeza de que cada miembro está haciendo su parte es vital para el éxito de un equipo.

3- Estructura y claridad:

Cada miembro del equipo debe conocer y entender el objetivo que se persigue y de qué manera su trabajo contribuirá para alcanzarlo. También debe ser capaz de explicar sus contribuciones a los otros con claridad.

4- Significado:

Los miembros del equipo deben sentirse motivados y tener genuino interés personal en contribuir al objetivo final. La pasión hará que una persona persista con su emprendimiento, incluso cuando se presenten dificultades u obstáculos en el camino.

5- Impacto:

Cada integrante debe tener certeza de que su contribución es valiosa para el equipo y marcará una diferencia.

Cabe mencionar que también es importante el elemento de reflexión, una vez que se ha alcanzado el objetivo. Analizar lo puntos fuertes y las áreas de oportunidad del trabajo realizado permitirá un constante aprendizaje, en lo individual y en lo colectivo.

El trabajo en equipo es clave para emprender con éxito

Es común la noción de que emprender es un trabajo individual, pero no es así. Todo emprendimiento, para ser exitoso, requiere trabajar en equipo. Incluso si una persona emprende sin socios, necesitará colaborar con una serie de personas en el camino. Pensemos en el ejecutivo de cuentas de banco que le asignaron para tramitar un crédito, en el abogado que registrará su marca, en el programador que creará la página web, en el diseñador que hará el logo…

Es por esto que aprender las habilidades que tienen que ver con colaborar armónicamente con otros es importante y comenzar desde el salón de clases, les dará a los futuros emprendedores una ventaja al momento de arrancar.

Leave a comment

Suscríbete y descarga el e-book gratuito para saber si tus hijos o alumnos están recibiendo la educación que necesitan para tener éxito en el futuro.

||
||