¿Qué es la libertad financiera? A todos nos ha pasado que se nos atraviesa un gasto inesperado. El coche se descompone, una visita sorpresiva al médico o una fuga de agua en casa. Este imprevisto nos hace entrar en pánico porque no estamos preparados para pagarlo sin abrir un hoyo en algún otro lado.

Pero, siendo más organizados y previsores, podríamos tomar ese dinero de nuestro fondo para imprevistos, solucionar el problema y seguir con nuestras vidas. Ese tipo de tranquilidad suena bien, ¿no les parece?

Pues justamente de esto se trata la libertad financiera y en esta publicación hablaremos más sobre qué es y cómo podemos alcanzarla.

¿Qué es la libertad financiera?

La libertad financiera consiste en poder tomar decisiones sin estar preocupados por el impacto financiero que estas tendrán en nuestra economía porque estamos bien preparados. En lugar de que el dinero y las finanzas nos controlen, somos nosotros quienes estamos a cargo de la situación.

Alcanzar la libertad financiera no es algo que suceda de la noche a la mañana, pero es totalmente posible de lograr. Y, aunque no lo crean, esto no se trata exclusivamente del dinero o los bienes que puedas acumular. Sí, tener un coche nuevo o el dispositivo de moda está bien, pero la libertad financiera tiene que ver menos con las cosas caras que puedes comprar y más con tener una vida realmente plena.

Y aquí podríamos discutir si tener esas cosas caras es justo lo que nos hace sentir plenos, pero de verdad esperamos que este no sea el caso y que podamos ver más allá de la alegría temporal que nos dan las cosas. Tener una vida realmente plena debe significar cosas más relevantes, por ejemplo:

  • Pasar más tiempo con la familia y los amigos en lugar de trabajar de sol a sol para cubrir nuestros gastos.
  • Poder conocer el mundo sin endeudarnos con la tarjeta de crédito.
  • Disfrutar de un hobbie que nos apasione: hacer artesanías, andar en bici, tomar clases de baile, etcétera.
  • Poder retirarse años antes y vivir tranquilamente.
  • Tener la posibilidad de ayudar a otros cuando nos necesiten.

Los objetivos de la libertad financiera deben ser personales, así que sueñen en grande y sean específicos con sus metas para empezar a tener claridad.

¿Cómo lograr la libertad financiera?

Todos necesitamos ganar dinero para vivir y queremos alcanzar un buen sueldo. Pero tomar el control de nuestra vida financiera implica más que ganar dinero y ajustar nuestro prepuesto. Para lograr la libertad financiera debemos cambiar nuestros hábitos, tener claras nuestras metas y tomar buenas decisiones de manera repetida.

Estas acciones pueden no ser sencillas en el mundo de hoy, que nos tiene mal acostumbrados a la gratificación instantánea. Así que, para ayudarlos a comenzar a trabajar en su libertad financiera, tenemos 3 preguntas que debemos contestar y que nos darán pasos a seguir:

¿Cuánto dinero gastas? – Hacer presupuestos

Es común que las personas no tengan idea de a dónde se va su dinero. Creen conocer las cosas en las que gastan, pero realmente no lo saben a ciencia cierta. Por lo tanto, el primer paso indispensable para alcanzar la libertad financiera es establecer un presupuesto mensual. Estos son algunos consejos para lograrlo:

  • Revisar, categorizar, recortar:

Podremos identificar lo que realmente es necesario al revisar nuestros gastos de los últimos 6 meses (renta, comida, luz, gas, internet, teléfono, gasolina, colegiaturas, ropa, entretenimiento y demás) y después dividir estos gastos en 3 categorías:

  1. Indispensables
  2. No indispensables
  3. Basura

Después de revisar y categorizar sigue recortar lo que sea innecesario. Mientras más estrictos seamos, más rápido seremos libres. Si quieres ayuda para hacer un presupuesto, en este post hay un formato que te puede servir.

  • Trabajo en equipo:

Todos los miembros de la familia, incluyendo los niños, deben participar cuando armamos un presupuesto porque esta es la única manera en que lograremos que todos colaboren para cumplirlo. Trabajar juntos implica negociar, argumentar, ceder y hacer acuerdos, todas actividades muy formativas para los niños. Una vez que todos estén de acuerdo, procuren apoyarse, motivarse y vigilarse para que el plan se mantenga en línea.

  •  Hacer ajustes:

Es normal que tengamos algunos tropezones en el camino. Es recomendable que, al principio, el presupuesto se revise lo más seguido posible, incluso diario. De esta forma podrán hacer los ajustes necesarios hasta que todos se sientan cómodos con la forma en que el dinero quedó destinado. El primer mes será el difícil, pero para el tercer mes descubrirán que pueden controlar sus gastos muchos mejor y que tienen menos gastos fuera del plan.

¿Cuánto dinero ahorras? – Minimizar

El ahorro es la parte de nuestro ingreso que no gastamos y que se reservamos para futuras necesidades. La clave del ahorro es que ejercitemos la capacidad de juntar dinero de manera regular durante un período de tiempo con el objetivo de alcanzar una meta.

La Condusef nos dice que a pesar de que el ahorro formal -en instituciones financieras- otorga más beneficios, solo el 15% de los adultos en México ahorran de esta forma. Los demás guardan el dinero en su casa, lo meten en tandas o en cajas de ahorro. La desventaja de estos tipos de ahorro es que el dinero puede perderse en cualquier momento o no darnos las ganancias que nos podrían dar instrumentos financieros especializados.

Para empezar a ahorrar es necesario que cambiemos nuestros hábitos y aprender a tomar mejores decisiones con menos recursos. Esto incluye también simplificar nuestros gastos. Para saber más sobre cómo construir buenos hábitos, en este post te podemos ayudar.

Si queremos ahorrar de forma eficiente y no malgastar el dinero, recomendamos seguir estos sencillos consejos:

1- No comprar compulsivamente y enfocarnos en lo que realmente nececitamos.

2- Es recomendable investigar y comparar precios.

3- Evitar los gastos hormiga. (¡Este audiolibro gratuito del Pequeño Cerdo Capitalista te puede ayudar!)

¿Cuánto dinero inviertes? – Ser estratégico

De acuerdo con Money Advice Service, invertir es tomar algo de nuestro dinero y ponerlo a trabajar con el objetivo de hacerlo crecer. Muchos de nosotros escuchamos el término “invertir” e inmediatamente pensamos que se trata de algo complicado, riesgoso o que para invertir se requiere tener muchísimo dinero, pero nada de esto es cierto. Por ejemplo, en CETES Directo puedes empezar a invertir incluso con $100 pesos y con un riesgo bajísimo.

Si piensas empezar a invertir, primero toma en cuenta lo siguiente:

a) El rendimiento: el beneficio o la ganancia que esperas obtener.

b) El riesgo: la incertidumbre del desempeño de tu inversión.

c) El plazo: es el tiempo en que quieres conseguir tu meta y estás dispuesto a mantener tu dinero invertido para ganar rendimientos. Puede ser de corto, mediano o de largo plazo.

Este es el mejor momento para poner a trabajar tu dinero. Ya sea que quieras planear tu retiro, empezar un negocio, ahorrar para comprar tu casa o simplemente construir un capital, ahora es el momento de empezar. Si quieres conocer más opciones de inversión, la Condusef tiene información completa para consulta.

* * *

La libertad financiera es más que poder cubrir emergencias sin sudar frío. Lo interesante, y hasta divertido, es darnos cuenta de que estamos en posibilidad de vivir la vida que queremos. Avanzar hacia la libertad financiera toma tiempo y dedicación, pero una vez lograda, veremos que valen la pena la planeación, el esfuerzo y el compromiso.

Leave a comment

¿Quieres recibir noticias y actualizaciones? Suscríbete a nuestro Newsletter

||
||