¿Cuáles son los conocimientos y habilidades que los niños de primaria necesitan perfeccionar para ser exitosos en el futuro? ¿Qué competencias serán las que busquen los reclutadores en unos años? ¿Son lo mismo los conocimientos y las habilidades?

Conocimientos y habilidades no son lo mismo, aunque a veces ambos términos se usen indistintamente. Y si bien las diferencias pueden ser sutiles, es importante conocerlas. Según el informe ¿Qué tipo de aprendizaje se necesita en el siglo XXI? de la UNESCO, ante las posibles crisis económicas mundiales, es vital saber si los estudiantes de hoy en día cuentan con las habilidades necesarias para lidiar con las nuevas situaciones inesperadas que afrontarán.

Lo que podemos asegurar es que, en un mundo donde se predice que la inteligencia artificial y la robótica reemplazarán cientos de trabajos, los conocimientos y las habilidades humanas que las máquinas no puedan sustituir serán de gran valor.

¿Cuál es la diferencia entre conocimientos y habilidades?

El conocimiento es el entendimiento teórico de un tema, generalmente adquirido a través de estímulos sensoriales: observar, escuchar, leer y tocar, entre otras. El conocimiento puede transferirse de una persona a otra, como pasa, por ejemplo, en las escuelas.

Las habilidades, por otro lado, hacen referencia a la capacidad para aplicar los conocimientos teóricos en situaciones específicas. Las habilidades pueden trabajarse y refinarse. Mientras más se practiquen, más se perfeccionarán.

¿Cuáles son los conocimientos y habilidades que se necesitarán en el futuro?

El Foro Económico Mundial, menciona en su informe Nueva Visión para la Educación: Fomentar el Aprendizaje Social y Emocional a través de la Tecnología que el 35% de las habilidades que se necesitan hoy para trabajar serán diferentes dentro de cinco años. ¡Imagínense cómo podría cambiar esto dentro de 10 ó 15 años!

El Foro Económico Mundial menciona 16 habilidades como las que serán más requeridas en el futuro, y las divide en 3 categorías. Algunas de estas habilidades ya se trabajan en la actualidad y otras deben reforzarse con miras a las necesidades de las próximas décadas:

  • Habilidades básicas:
  1. Lingüística: saber expresarse y crear mensajes.
  2. Matemática: habilidad para utilizar números y hacer operaciones.
  3. Científica: saber usar el método científico para adquirir conocimientos.
  4. Digital: saber usar la tecnología de forma eficiente y segura.
  5. Financiera: la comprensión de conceptos financieros para tomar buenas decisiones sobre los recursos con que se cuenten.
  6. Cultural y cívica: ser agentes activos en la comunidad con el fin de construir una sociedad democrática y respetuosa.
  • Habilidades críticas
  1. Pensamiento crítico para resolver problemas: es la habilidad para comprender una situación, evaluar diferentes formas de resolverla y seleccionar la opción más adecuada.
  2. Creatividad: generar ideas novedosas para la vida personal o el entorno laboral.
  3. Comunicación: es la habilidad de expresarse claramente, ya sea de forma oral, escrita, verbal o no verbal.
  4. Colaboración: es la capacidad para trabajar en equipos colaborativos y multidisciplinarios.
  • Habilidades de carácter
  1. Curiosidad: querer saber más con el fin de entender mejor.
  2. Iniciativa: ser sujetos activos y no pasivos en el entorno laboral y social.
  3. Perseverancia: no darse por vencido y buscar nuevos caminos para alcanzar el objetivo.
  4. Adaptabilidad: la habilidad afrontar dificultades y situaciones desconocidas.
  5. Liderazgo: habilidad para guiar a otras e influenciarlas para que trabajen con entusiasmo
  6. Conciencia social y cultural: la habilidad para entender los valores culturales, las creencias y las percepciones del entorno que nos rodea.

Transformar la educación para que los niños adquieran conocimientos y habilidades para el futuro significa asegurar que los estudiantes estén preparados para desempeñarse en un mundo de mucha competencia, con muchas oportunidades para las personas preparadas, pero pocas para las que no lo estén.

¿Cómo podemos inculcar en los niños conocimientos y habilidades para el futuro?

Koji Miyamoto es economista del Banco Mundial y experto en habilidades socioemocionales. Él afirma que para que los niños adquieran los conocimientos y habilidades necesarias para el futuro, estas materias primero deben incorporarse formalmente a los planes de estudio de las escuelas. Además, se deben enseñar y practicar con estrategias didácticas eficaces, dándoles la misma importancia que se les da a las materias tradicionales. Por último, estas habilidades se tienen que evaluar periódicamente como se hace con los demás conocimientos.

El programa Tengo Iniciativa fue creado pensando en fomentar las aptitudes necesarias para que los alumnos sean perseverantes, emprendedores, desarrollen el sentido de la introspección y sean flexibles frente a los cambios constantes del mundo que los rodea.

Además, como lo platicamos en otras publicaciones, buscamos que los niños tengan la capacidad de planificar y gestionar proyectos, trabajando en entornos colaborativos, desarrollando habilidades de liderazgo, con una postura ética ciudadana y laboral.

Juntos, legisladores, escuelas, padres de familia y maestros, debemos colaborar para que el producto de la educación en nuestro país sean personas que desarrollen todo su potencial, que contribuyan en su entorno social y que vivan más plenas y realizadas.

Leave a comment

¿Quieres recibir noticias y actualizaciones? Suscríbete a nuestro Newsletter

||
||