¿A poco no te hubiera gustado cuando eras niño aprender jugando cómo funciona el mundo que te rodea y de qué forma eres parte de él? Tal vez hubieras odiado menos las matemáticas o hubieras disfrutado más las clases de historia…

Pensando en esto, cada unidad del programa Tengo Iniciativa, abre con la sección Explora, que incluye una pequeña probada de lo que los niños podrán descubrir en cada lección, y consta de:

  • Casos e historias inspiradoras de personas que se han atrevido a hacer algo que nadie más intentó.
  • Juegos de mesa con tableros, fichas y personajes, con reglas sencillas y divertidas y con muchos aprendizajes.
  • Actividades para reflexionar, analizar y aprender al final de cada caso o juego.

    ¿Por qué es importante aprender jugando?

    Begoña Ibarrola, escritora y psicóloga experta en inteligencias múltiples y emocionales, ha investigado mucho a este respecto e insiste en la importancia de que el aprendizaje sea emocionante para los niños, con el objetivo de motivarlos a desear seguir aprendiendo toda la vida. Pero, ¿por qué es importante aprender jugando?

  1. Aprendizaje a largo plazo

Cuando el aprendizaje incluye uno o varios elementos de diversión, este se retiene mejor y más rápido. A esto se le llama aprendizaje lúdico y lo que lo hace tan efectivo es que provee un espacio para las emociones positivas de los niños, las cuales despiertan la retentiva y el aprendizaje a largo plazo.

Trabajar con elementos que refresquen el ambiente en el aula puede parecer distractor, pero por el contrario. Estas dinámicas ayudan cuando los niveles de atención decaen, por lo que no sólo no afectan la memoria, sino que contribuyen a su buen funcionamiento.

  1. Inteligencias múltiples

Todas las personas tenemos talentos determinados e inteligencias en diferentes ámbitos. La metodología Tengo Iniciativa trabaja para promover el autoconocimiento en los niños con la finalidad de que descubran sus fortalezas y debilidades ya que, como platicamos en un post anterior, el autoconocimiento es la base de la autoestima.

Las inteligencias múltiples requieren de diferentes acercamientos para el aprendizaje. Habrá niños que aprendan mejor con estímulos visuales, otros con kinestésicos y otros con estímulos auditivos (pronto haremos otro post sobre este tema). Tengo Iniciativa tiene actividades diversas, aterrizadas de forma correcta a las edades de cada año de primaria, para que los niños se mantengan motivados, enfocados y divertidos. ¡Nuestra finalidad es que su materia Tengo Iniciativa sea más divertida que el recreo!

  1. Educación emocional

Sabemos que los niños con un mayor dominio de sus emociones tienen mejor rendimiento académico, mayor capacidad para cuidar de sí mismos y de los demás y predisposición para superar adversidades. Además, la educación emocional reduce los índices de fracaso escolar.

Trabajar con casos, dinámicas o juegos de mesa ayuda a los niños a expresar sus emociones y trabajar la importancia de pactar, de dialogar con otros y de hacer acuerdos.

Una educación diferente

Hasta hace poco, la educación tradicional consistía en llegar a la escuela, sentarse en el escritorio, poner atención, escuchar y aprender. Esa situación está cambiando. Mientras más se conoce sobre cómo aprenden los niños, hace más sentido hacer ajustes en los sistemas de enseñanza.

Lo que la metodología Tengo Iniciativa busca es que el aprendizaje de los niños sea emocionante, relevante para sus vidas, práctico para que les sirva en muchos ámbitos, y finalmente, que perdure en ellos para siempre.

Leave a comment

¿Quieres recibir noticias y actualizaciones? Suscríbete a nuestro Newsletter

||
||