¡El regreso a clases después de las vacaciones navideñas es todo un reto! Los alumnos vuelven cansados y sobre excitados a la vez y los maestros necesitan que se readapten a la rutina lo más pronto posible porque tienen un programa que cumplir y objetivos que alcanzar.

Ayudarlos a reajustarse a las actividades puede tomar algunos días, por lo que en Tengo Iniciativa tenemos algunos consejos que pueden ayudarlos a facilitar estas jornadas. ¡Esperamos que les sean útiles!

  1. Es de esperar que estén cansados

Siendo realistas, es muy probable que durante las vacaciones los niños se levantaron tarde y permanecieron despiertos mas allá de su hora de dormir habitual. Seguramente pasaron más tiempo con sus familias, incluso salieron de vacaciones, y comieron más dulces y postres de lo usual.

No podemos asumir que ningún alumno hizo caso cuando les pedimos que leyeran durante sus días libres o que revisaran alguna lección que tengan atrasada, pero es probable que los niños salieron de vacaciones y se olvidaron de todo.

Así que los más seguro es que en el regreso a clases los niños vengan cansados y fuera de rutina. La buena noticia es que, normalmente, mientras más corto es el periodo vacacional más rápido se recuperan los alumnos. Así que, si somos pacientes, en una semana estaremos de vuelta a la normalidad.

  1. Repasar reglas y rutinas

El objetivo principal después de las vacaciones de invierno es que el salón vuelva a ser la comunidad armónica que construyeron todos juntos durante la primera mitad del año escolar lo más rápido posible. Si en el regreso a clases nos damos tiempo de repasar con los alumnos las reglas y rutinas que tenemos en clase los ayudaremos a recordar el comportamiento que se espera de ellos y los compromisos que tienen todos dentro del aula.

Si hay alguna regla o rutina que no estaba funcionando durante los meses anteriores, o alguna situación sobre la que los alumnos tengan dudas o comentarios, este puede ser un buen momento para hacer ajustes.

  1. Hacer propósitos junto con los alumnos

Un nuevo año empieza lleno de oportunidades. En el regreso a clases, puedes discutir cómo enero representa el inicio de un nuevo ciclo y sirve como punto de partida para crear hábitos buenos, cambiar viejos y alcanzar nuevos objetivos.

Puede que los niños no sepan cómo expresarlo, pero muchas veces ellos también quieren ajustar algunas conductas o patrones de sus vidas y una actividad grupal en los primeros días de clase puede ayudarlos a aterrizar estas inquietudes.

Para ayudarlos, les compartimos un material que pueden implementar en el aula y que sirve como ejercicio individual y para compartir en grupo. Lo pueden descargar aquí.

Propósitos

Sí, llevar a su comunidad escolar de regreso a la rutina puede requerir un poco de esfuerzo y tomar algunos días, pero la buena noticias es que el año nuevo implica un comienzo fresco para todos. Con un poco de estrategia y mucha motivación, estos primeros días pueden ayudar para reajustar el aula y hacer del regreso a clases una gran experiencia.

¿Tienen ustedes algunas técnicas o consejos que ayuden a hacer estos días más sencillos y el regreso a clases más dinámico?

Leave a comment

¿Quieres recibir noticias y actualizaciones? Suscríbete a nuestro Newsletter

||
||